7 Signos de advertencia de ataque al corazón en la mujer.

Los síntomas de un infarto son muy claros. Generalmente, se manifiesta por un dolor intenso en el pecho que se extiende hacia el brazo izquierdo y la espalda. Sin embargo, los síntomas de un preinfarto pueden variar en hombres y mujeres, e incluso de persona a persona.

Por ello, es necesario que estamos alertas a aquellos signos que pudieran indicar la existencia de un preinfarto.

En el caso de las mujeres, suele ser más difícil detectar el preinfarto, por ello, deben ser especialmente cuidadosas. Aunque es verdad que un preinfarto no es tan peligroso como un infarto, también es cierto que cuando éste se manifiesta, indica que algo en nuestro organismo no está funcionando bien. De allí, que sea vital actuar de inmediato a fin de prevenir otras complicaciones.

SÍNTOMAS DE UN PREINFARTO: UN AVISO QUE VALE LA PENA CONSIDERAR.

Cuando ocurre un preinfarto, esto se debe a que el músculo cardíaco no está funcionando correctamente.

Al fallar éste, la sangre no circula adecuadamente por el corazón y esto produce un dolor en el pecho.

Este es uno de los síntomas de un preinfarto más obvio y generalmente, al aparecer obligará a la persona a contactar al médico de inmediato.

Sin embargo, otros síntomas no son tan obvios. A continuación, mostraremos algunos de los síntomas de un preinfarto:

  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Fuertes dolores en la musculatura. Especialmente brazos, espalda y pecho,
  • incluso algunas zonas de la cara.
  • Fatiga y cansancio sin causa aparente.
  • Exceso de sudoración.
  • Ansiedad.

Pero como comentamos, en las mujeres los síntomas de un preinfarto no son tan claros. Frecuentemente, relacionan estos síntomas con otros padecimientos y retrasan la visita al médico y por consiguiente el tratamiento necesario.

Algunas mujeres que han padecido preinfarto han explicado que no sintieron ningún tipo de dolor o malestar en el pecho. Pero que si sintieron otros síntomas como mareos, náuseas y ansiedad.

¿Cuál es la gravedad de un preinfarto?

Las consecuencias y gravedad de un preinfarto varían de una persona a otra. Independientemente de lo grave que resulte ser, un preinfarto es un aviso de que el corazón está fallando gravemente.

De manera que la presencia de un preinfarto o la sospecha de su existencia, es motivo para una consulta cardiológica urgente.

También te interesa: HÍGADO GRASO: REMEDIOS CASEROS PARA AMINORAR SUS MOLESTIAS

Cómo se trata un preinfarto.

Los preinfarto son tratados por tres componentes distintos:

Vasodilatadores: este tipo de medicamentos pueden relajar las paredes de los vasos sanguíneos, permitiendo que disminuya la presión arterial y que la sangre vuelva a fluir adecuadamente a través del corazón.

Dieta: es necesario cambiar los hábitos alimenticios. Quienes padecieron de un preinfarto, deben evitar cualquier tipo de alimentos procesados, reducir el consumo de sal y aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de cereales integrales y pescado.

Actividad física: es también importante incluir una rutina de ejercicios en nuestra agenda. Pero deben realizarse con moderación. Conviene realizar ejercicios suaves, como por ejemplo una caminata o pasear en bicicleta, dos o tres veces a la semana. Esto fortalecerá el sistema cardíaco y favorecerá la circulación de la sangre.

Es importante recalcar que aunque tanto en el caso del preinfarto como en el del infarto está presente el dolor en el pecho, cuando se trata de un preinfarto este dolor puede desaparecer al dejar de realizar la actividad física que lo provocó, mientras que en el caso del infarto, el dolor aparece y no cede aun cuando no nos encontremos en actividad.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *