REMEDIOS NATURALES PARA LA FIBROMIALGIA.

La fibromialgia es una enfermedad que afecta al 4% de la población en especial a las mujeres entre 40 y 50 años.

La fibromialgia no debe ser confundida con la artritis, ya que aunque produce dolores similares en las articulaciones, no causa inflamación sino, más bien, afecta a los músculos.

Su origen es desconocido aún, pero, según estudios recientes, existe cierta disposición genética que favorece su desarrollo, ya que afecta a diferentes miembros de una familia.

Entre los síntomas más comunes de fibromialgia están:

Persistentes dolores musculares y en los tejidos que conectan los huesos, ligamentos y tendones de diferentes partes del cuerpo, como el cuello, los hombros, la cadera, las piernas, los brazos y hasta los músculos de los ojos.
Sensibilidad exagerada a la presión en determinadas zonas del cuerpo, como el estómago.

  • Cansancio
  • Insomnio
  • Depresión
  • Calambres en las piernas
  • Dolor de cabeza
  • Migraña
  • Dolor de mandíbulas
  • Espasmos musculares
  • Rigidez sobre todo al levantarse por las mañanas.
  • Sensación de hinchazón en manos y pies.
  • Dolores más intensos durante la menstruación.

Para aliviar la fibromialgia, se recomienda el consumo de hierbas y plantas que poseen propiedades para relajar los músculos de la tensión y aliviar el dolor.

Remedios populares.

1: Preparar una infusión de dos cucharadas de tomillo seco, por medio litro de agua, y beber un par de tazas pequeñas, al día.
2: Añadir un litro de la anterior infusión de tomillo, al aguade baño. Realizar baños durante 15 ó 20 minutos.

3: Aplicar vinagre de manzana sobre la zona dolorida.

4: Hervir, durante 5 minutos, dos gramos de la corteza seca de sauce en una taza con agua. Tomar dos o tres tazas al día. Debido a su contenido en salicina, principio de la aspirina, calma el dolor.

5: Consumir dos cucharaditas de jengibre en polvo disuelto en un vaso con agua. Beber dos veces al día.

6: Hervir una cucharadita de las flores de hipérico o hierba de San Juan en una taza con agua durante 5 minutos. Tomar dos veces al día.

7: Realizar una decocción, durante 30 minutos, de100 gramos de cola de caballo seca, por litro de agua. Beber dos tazas al día.

8: Verter35 gramos de flores de caléndula en un litro de alcohol de 45 grados. Reposar 15 días y aplicar compresas sobre la zona afectada.

También te interesara: ESTO LE PASA A TU CUERPO SI NO TIENES RELACIONES POR UNA SEMANA !!!

Recomendaciones.

Según estudios, las personas que sufren de esta dolencia al consumir magnesio presentan menos episodios de dolor. .

Tambien te interesa: ¿ESTOMAGO HINCHADO SIN EXPLICACIÓN?
Consumir alimentos con selenio como la cebolla, ajo, coles, naranja, pepino, calabaza y manzana, ya que ayuda a disminuir la sensación de dolor.

Ingerir alimentos RICOS EN CALCIO como cardo mariano, brocoli, espinacas, berros…, ya que una baja concentración de calcio en sangre produce espasmos musculares.

Consumir alimentos que contengan vitamina C como en las frutas cítricas, fresas y cerezas (por sus propiedades antioxidantes ayuda a conservar las células musculares contra la degeneración y los dolores musculares)

Realizar actividad física como caminar, andar en bicicleta y nadar, de forma regular para restaurar e! tono muscular apropiado.

Evitar las actividades aeróbicas de alto impacto y el levantamiento de peso cuando mientras se tenga dolor.

Efectuar algunos ejercicios recomendados como los siguientes:

Tumbarse boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo, Levantar la pierna y llevar la rodilla hacia el pecho. Realizar dos series de 30. Este ejercicio es indicado
para la columna.

Tumbado boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados.

Tumbado boca arribaron las rodillas dobladas y los pies apoyados, llevar las rodillas juntas hacia un lado y otro, sin forzar la caída de las piernas. Dos series de 15 repeticiones.

Tambien te interesa: Remedios Naturales para la Psoriasis
Sentado, con la espalda erguida, abrazar el propio cuerpo y deja caer la cabeza hacia delante. Conservar la postura durante 10 segundos, y repetir tres veces.

Sentado, con la espalda erguida, llevar las manos con las palmas hacia delante (entrecruzando los dedos),y la espalda hacia atrás. Mantener la postura cinco segundos y repetir cuatro veces.

Sentados, con la espalda erguida, colocar un brazo detrás de la cabeza e inclinar hacia donde señala la mano, sin levantarse de la silla. Repetir dos veces de cada lado.

Sentado, con la espalda erguida, llevar un brazo hacia arriba, de manera que quede el codo al lado de la cabeza, doblar el codo y con el otro brazo intentar llevarlo hacia atrás. Repetir dos
veces con cada brazo, y mantener la postura cinco segundos.

De pie, doblar una de las rodillas y agarrar el tobillo con la mano, intentar llevarlo hacia arriba. Conservar esta postura durante 10 segundos. Repetir tres veces cada una.

Sentado en el piso, con las rodillas estiradas, intentar tocar los pies con las manos. Mantener esta postura durante 10 segundos y repetir tres veces.

Tumbado boca arriba, con una pierna doblada, mientras la otra está estirada, intentar acercarla y alejarla de la línea media. Realizar 20 repeticiones

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *